blog / artículos / Defensa en juicio de cobranza y negociación

Pymes: ¿En qué consiste la ley de pago a 30 días de facturas?

27 julio, 2021

En un principio se tenía contemplado poner en vigencia esta ley en el año 2021, pero todo cambió luego de la solicitud por parte del gobierno al congreso, para adelantarla al 2020. Como expuso en su oportunidad el Ministro de Economía y Fomento: “esta ley promueve una cancha más pareja y justa entre las empresas”. 

En un principio se tenía contemplado poner en vigencia esta ley en el año 2021, pero todo cambió luego de la solicitud por parte del gobierno al congreso, para adelantarla al 2020. Como expuso en su oportunidad el Ministro de Economía y Fomento: “esta ley promueve una cancha más pareja y justa entre las empresas”. 

La Ley de Pago 30 Días es una norma general que regula a todas las empresas de Chile, entre ellas muchas Pymes que actualmente actúan como proveedores de grandes actores del mercado, y que se han visto beneficiadas por esta ley.

Esta ley, entre otras normas, establece que el destinatario de la factura deberá cancelarla en un plazo máximo de 30 días.

 

¿A quién se le aplica la ley de pago a 30 días de facturas?

 

La Ley nº 21.131 se aplica solo a los contribuyentes que emitan facturas, por lo que incluye solo a las boletas de ventas y servicios, dejando fuera a las boletas de honorarios. 

Por una parte, esto se debe a que esta ley reguló una práctica común entre las relaciones comerciales de las empresas y organizaciones, donde los plazos se extendían hasta 120 días para el pago desde su emisión. 

Por otro lado, la factura tiene mérito ejecutivo, por lo que su cobro judicial puede ser realizado de manera más rápida. Algo que hay que tomar en cuenta es que estas facturas se pueden emitir solo a personas contribuyentes de I.V.A (vendedores y prestadores de servicios).

 

ley de pago a 30 días staff

 

También puedes leer: ¿Qué hacer si regularizo mis deudas bancarias y aún no han sido borradas?

 

Sobre la opción de plazo de pago excepcional

Como sabemos, todas las empresas necesitan llevar una gestión de cobranzas y créditos organizada y con un buen control de tiempos en sus pagos. La demora de los pagos por parte de algunos clientes no es algo positivo, mucho menos para las pymes, afectando así directamente su liquidez.

Existe la posibilidad de llegar a un acuerdo entre el cliente y la empresa, en caso de que se quiera extender el plazo de pago establecido de 30 días. Es fundamental que dicho acuerdo se encuentre regulado conforme a la ley, ya que este acuerdo debe constar por escrito y realizar su inscripción en el Registro de Acuerdos con Plazo de Pago Excepcional

 

¿Qué es el registro de acuerdos en plazo excepcional de pago?

El Ministerio de Economía, Fomento, y Turismo administra este registro, en el cual se deben inscribir todos los acuerdos que tengan un plazo mayor a lo que establece la ley. El registro se rige por reglamentos del Ministerio.

Se puede registrar un acuerdo de excepción, en un plazo de 5 días hábiles después de que las partes lo hayan definido.

 

¿Existen restricciones para que proceda un plazo excepcional de pago?

En los casos que no se haya cumplido con los requisitos y no se inscriba en el registro, entonces se entenderán por no escritas, y se presume que el pago será en un plazo de 30 días.

Independientemente del caso acordado por las partes, las cláusulas que puedan retrasar el pago al vendedor no tendrán ningún efecto. Nos referimos a cláusulas del siguiente tipo:

 

  • Las que le den al comprador del servicio la posibilidad de dejar sin efecto o modificar como quieran el contrato, sin tomar en cuenta el consentimiento previo del vendedor ni las leyes correspondientes.
  • Las que contengan limitaciones de responsabilidad que puedan evitar que el vendedor o prestador de servicio respondan a los perjuicios frente a los incumplimientos y faltas.
  • Las que establezcan un periodo de pago al contado que incluya una fecha diferente a la de la recepción real de la factura.
  • Las demás que establezcan las leyes.

 

¿Cuáles son las sanciones por el no pago en el plazo establecido en la Ley?

 

Al no realizar el pago en el plazo correcto, se devengará desde el primer día de retraso y hasta la fecha de pago efectivamente, intereses para operaciones que no se pueden ajustar, en más de 90 días, y por montos mayores a 200 UF. O bien,  menores o iguales a 5.000 UF.

Además, el comprador del producto o servicio que haya incumplido tendrá que pagar una comisión fija del 1% del saldo adeudado.

En el caso del sector público, se generarán responsabilidades administrativas para aquellos funcionarios que se retrasen en el pago. Es decir, se establecerán sanciones, que van desde descuentos en el sueldo del funcionario e incluso su destitución.

 

Ahora sabes más sobre la ley de pago a 30 días. Esperamos que te sea útil en la administración y gestión de tu pymes. Si quieres recibir una asesoría legal gratuita para aclarar otras dudas o inquietudes respecto a estos temas, haz clic aquí, juntos lo podemos solucionar.

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora