blog / artículos / Asesoría Laboral

Fin de la Ley de Protección al Empleo: qué debes tener en cuenta

24 noviembre, 2021

La Ley de Protección al Empleo (21.227) fue promulgada el pasado 01 de abril de 2020. Su principal objetivo era regular las consecuencias del gran número de despidos generados a causa de la pandemia. Sin embargo, su vigencia terminó el 06 de octubre de este año. Si quieres saber cuáles son las nuevas condiciones, continúa leyendo.

La Ley de Protección al Empleo (21.227) fue promulgada el pasado 01 de abril de 2020. Su principal objetivo era regular las consecuencias del gran número de despidos generados a causa de la pandemia. Sin embargo, su vigencia terminó el 06 de octubre de este año. Si quieres saber cuáles son las nuevas condiciones, continúa leyendo.

 

¿En qué consistía la Ley de Protección al Empleo?

La Ley de Protección al Empleo permitía que los trabajadores accedieran a los beneficios del Seguro de Cesantía cuando por causa del confinamiento, no podían prestar sus servicios a la empresa con quienes tenían un contrato de trabajo, a pesar de que este aún estuviese vigente. Esta condición permitía las siguientes alternativas:

  • Suspensión del contrato de trabajo por acto de autoridad: aplicaba cuando una autoridad sanitaria o de seguridad ordenaba la paralización total o parcial de las actividades. Estas relaciones contractuales podrían terminarse únicamente por causales de mutuo acuerdo, renuncia del trabajador, muerte del trabajador, vencimiento del plazo de trabajo y conclusión del trabajo que dio origen al contrato.
  • Pacto de acuerdo de suspensión del contrato de trabajo: cuando las empresas se veían afectadas por las consecuencias de la pandemia, podían negociar de mutuo acuerdo con el trabajador realizar la suspensión del contrato.
  • Pacto de reducción temporal de la jornada de trabajo: esta podía ser individual o colectiva, y permitía reducir los horarios de trabajo hasta un 50% de la cantidad de horas totales. En esta modalidad, las remuneraciones y cotizaciones también se ajustaban para ser proporcionales a las horas efectivamente trabajadas, manteniendo los aguinaldos, las asignaciones, bonos y otros conceptos esporádicos o excepcionales.

 

Estos acuerdos podían tener una extensión de 3 meses para los trabajadores de plazo fijo o por obra, faena o servicio; y 5 meses para quienes poseían un contrato indefinido.

 

Seguro de Cesantía

En nuestro país, el Seguro de Cesantía es un derecho de todos los trabajadores afiliados a la AFC. Se tiene acceso a él cuando se queda cesante por renuncia voluntaria o por causas involuntarias como despido o fin del contrato de trabajo. Este beneficio está regulado por la ley 19.728.

 

La Ley de Protección al Empleo permitía que los trabajadores accedieran a un porcentaje de su remuneración tomando los fondos del Seguro de Cesantía. 

 

  • Los giros tuvieron una tasa de reemplazo equivalente al 70% del promedio de la remuneración imponible de los últimos 3 meses. Luego, entre el segundo y el quinto pago, el porcentaje se reducía al 55%.
  • En caso de que los trabajadores no contaran con fondos en sus cuentas individuales, estas eran cubiertas con el Fondo de Cesantía Solidario, otorgando un máximo de 7 giros.
  • Los trabajadores suspendidos por autoridad, tienen derecho a un máximo de 19 pagos, y a partir del sexto giro, la base será sobre un 45%, con un monto mínimo de $234.000 y un máximo de $436.547.
  • Además de beneficiar al trabajador, también suponía una ventaja para el empleador, ya que estos no se veían obligados a pagar las remuneraciones y otras asignaciones, salvo las cotizaciones previsionales y de salud.
  • En el caso de los trabajadores con jornada laboral reducida, podían acceder al Seguro de Cesantía como un complemento adicional al sueldo percibido de hasta un 25%, teniendo como límite $225.000 mensuales.

 

¿Qué ocurre ahora que la Ley de Protección al Empleo finaliza su vigencia?

En el caso de la suspensión de contrato, esta ley funcionó hasta el 06 de octubre del 2021, recibiendo los pagos pendientes de forma proporcional considerando los días de suspensión solo hasta la fecha señalada. Pero, en el caso de la reducción temporal de la jornada laboral, esta tiene una vigencia hasta el 31 de diciembre del 2021.

 

Pese a que aún se encuentran vigentes más de 65 mil solicitudes (en su mayoría de mujeres), según el Departamento de Estudios del Ministerio del Trabajo, estos beneficios llegaron a término.

 

Puedes leer: ¿Despido injustificado? Las claves para ganar un juicio

Te puede interesar: Desempleo en Chile: ¿Qué puedo hacer con las deudas si me quedo sin trabajo?

 

Ley de protección al empleo

 

Fin de la Ley de Protección al Empleo, STAFF te ayuda

¿Aún tienes más dudas? Si no sabes qué ocurrirá con tu seguro ni con tu futuro laboral, puedes contactarnos en este enlace, y un abogado de nuestro equipo contestará todas tus preguntas en menos de 30 minutos totalmente GRATIS.

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora